La exposición ¿Vida? ¿o teatro? de Charlotte Salomon en el monasterio de Pedralbes está destinada al éxito.

En parte porque siempre nos llaman más la atención las biografías de los creadores con vidas llenas de acción y tragèdia, como Caravaggio y Van Gogh, que no las de vida tranquila como Joan Miró o Vermeer.

Las piedras en el bolsillo para hundirse mejor que usó Virginia Woolf para suicidarse destilan poesía. Las drogas que no dejan nunca de llevarse a tantos cantantes y músicos, nos parece que son la consecuencia de una inadaptación a una sociedad hostil por parte de los espíritus sensibles y altamente creativos.

Mientras tanto, al tono de Ja, die Liebe hat bunte Flügel [Sí, el amor tiene alas de colores brillantes], Charlotte está sentada en su cama. Charlotte Salomon: Collection Jewish Historical Museum, Amsterdam © Charlotte Salomon Foundation Charlotte Salomon.

Charlotte Salomon (1917-1943) es una artista marcada por la tragedia familiar y por la colectiva. Nacida en el seno de una familia judía, le tocó vivir y sufrir la Alemania nazi de lleno. Tenía sólo 26 años cuando fue deportada y exterminada en Auschwitz. Con una vocación artística muy fuerte, Salomon topó con otra dificultad propia de la época para desarrollarse como artista profesional: era una mujer. Así, como en otros casos, la obra de Salomon contiene la mítica de la artista fémina redescubierta mucho después de muerta.

La esvástica, un símbolo brillante de esperanza. El día para la libertad y para el pan ahora amanece. Charlotte Salomon: Collection Jewish Historical Museum, Amsterdam © Charlotte Salomon Foundation Charlotte Salomon.

¿Vida? ¿o teatro? es una colección de casi 800 gouaches, que Salomon pintó a lo largo de un año, entre 1941 y 1942, de manera obsesiva con una intención catártica y terapéutica. Pero no sólo es un conjunto de pinturas. Se trata de una obra total, con un hilo narrativo -autobiográfico-, concebida para exorcizar fantasmas familiares, después que Salomon se enterara de que muchos miembros de su familia, sobre todo las mujeres como su madre, su tía y su abuela, se habían suicidado. Y todo con la figura del abuelo, a la sombra, como un monstruo de Murnau. Y no voy a explicar más para no hacer spoilers en una obra tan narrativa.

los gouaches a menudo parecen storyboards y viñetas de un cómic

Procedentes del Jewish Historical Museum de Ámsterdam, el comisario de la muestra, Ricard Bru, ha seleccionado 237 piezas de todo el conjunto, que bien podría ser una novela gráfica actual, convertirse en uns obra de teatro e incluso un musical ya que la artista incluso concibió una banda sonora para los gouaches, que a menudo parecen storyboards y viñetas de un cómic, acompañados por textos que en la exposición se pueden encontrar en unos libretos a la entrada de la sala. De hecho, ya existe una ópera, una novela y se prepara un film de animación sobre la artista.

Charlotte Salomon: Collection Jewish Historical Museum, Amsterdam © Charlotte Salomon Foundation Charlotte Salomon.

Pero lo importante es que en la muestra podemos contemplar los gouaches originales de Salomon, y que aparte de la poderosa historia que cuentan, ponen de manifiesto el extraordinario talento de la artista, que sólo con tres colores -amarillo, azul y rojo- construye una obra plástica sólida, colorista e impregnada de la estética del expresionismo alemán, que a lo largo de toda la narración se va simplificando hacia un arte más gestual y que finalmente acaba con trazos que forman sólo palabras. Toda una lección de esperanza -a pesar del mal final- y de vida, demostración palpable del carácter sanador del arte.

La exposición Vida? o Teatro? Charlotte Salomon. Berlín, 1917 – Auschwitz, 1943, se puede visitar en el Monasterio de Pedralbes, en Barcelona, hasta el 17 de febrero de 2019.