En unos momentos de regresión tan peligrosos en los que cualquier mujer que defienda mínimamente los derechos de las mujeres puede ser acusada de feminazi o de cualquier otra cosa, la exposición de Laia Abril en la Fundación Foto Colectania es especialmente oportuna.

Abril nació en 1986. En España, hacía sólo un año que se había despenalizado el aborto parcialmente en los tres supuestos básicos: peligro para la madre, violación y malformaciones del feto. El aborto no se despenalizó totalmente en España hasta 2010.

Vista de la exposición de Laia Abril.

Laia Abril ha universalizado y contemporaneizado el problema del aborto ilegal en su proyecto artístico On Abortion, que se presenta ahora en Barcelona, después de haberse expuesto por primera vez y premiado en los Encuentros de Arles en 2016, y de itinerar por países como Brasil y Turquía, tanto en su formato expositivo como en el de fotolibro.

A pesar de su juventud, Laia Abril ya es un nombre elogiado en el ámbito de la fotografía documental; pero su trabajo se abre más allá de lo visual, para desarrollar proyectos con una metodología más propia del periodismo de investigación y las prácticas artísticas documentales. De hecho, On Abortion es el primer capítulo de un ambicioso proyecto dedicado a la misoginia, con el tema de la violación como siguiente etapa. Tiene para toda la vida.

Laia Abril, Kit de instrumentos ilegal. © Cortesía Laia Abril / Les Filles du Calvaire.

En On Abortion, Abril ha recopilado crudos testimonios de mujeres que han abortado ilegalmente en Polonia, Perú o Chile, que se plasman en la muestra con fotos y textos. Por ejemplo, la relajante foto de un baño de agua humeante se convierte en el contexto de la muestra en una imagen siniestra. Y por supuesto, también las imágenes de objetos cotidianos que han acabado convirtiéndose en símbolos de la lucha en favor del aborto, como las perchas de ropa.

Se oye a una mujer confesando su aborto a un sacerdote.

En su propósito de presentar el tema del aborto ilegal de una manera atemporal, la exposición tiene un cierto aire de gabinete de curiosidades, añadiendo piezas como una silla ginecológica antigua y otros utensilios médicos, prestados por el Museo de Historia de la Medicina de Catalunya. Abril también ha fotografiado en sepia objetos como condones que se utilizaban a finales del XIX, hechos con tripas de pescado u oveja, y otros artefactos históricos, pertenecientes al Museo del Aborto y la Contracepción de Viena. También se ha incluido una sala en la que se oye a una mujer confesando su aborto a un sacerdote en Italia, que es sobrecogedora.

Laia Abril, Baño de agua hirviendo. © Cortesia Laia Abril / Les Filles du Calvaire.

Sin renunciar al objetivo de remover conciencias por tantas muertes y dolor innecesarios, la lúcida mirada de Laia Abril es intencionadamente la de una especie de entomóloga. Quizá por eso, en esta huida de la emotividad fácil, la aparente frialdad de todo el proyecto provoca que el visitante, sea de la ideología que sea, no pueda salir de la exposición indiferente.

La exposición Laia Abril. On Abortion se puede visitar en la Fundación Foto Colectania, de Barcelona, hasta el 9 de junio.