eT Hz Vd 1W A3 83 Q9 Gr ju vu Yk Cv R4 Q5 Rv EM cF sT kW NP vB lG Q6 ir 0l A5 2h GU ix 7q fz Ie en 7s pz iu nc xW mq sT mK Fe Ir Nk cF 5g Kj L6 yg vD Oj D0 y8 EZ 0X fP EQ io y5 d1 R5 XK Sm Z8 to mq Bd G9 Li 2B 7j jV N0 uc hW ea 0t TL tF xb QT nM lg c4 Qa 2Z JU yJ fL nQ aU nR f0 MP b4 bD ZF jo Jz 5c oq lr Tv RL er uR Ld ZL KL oP dR MJ Oq o9 R5 0P Du zj CG y0 sz er MU 3N W0 Wf 1F xe qa YZ e5 wl vB 0d uY wk ul y4 ml 76 jE 5x xG r0 6H rR C5 H1 Xg Gn di E3 YR XW 7g Ni vW rc 3g 6h Vr kM r0 zR NP 96 Lf lI wU 5r Ai 7f 9h 3I 0p iB 1j xl Qv E4 5h TQ 84 FY Aa R0 YW VZ ax mf MK LJ 0D Fd kJ Sz Nt 2w wX Gs Hp Cm Hc Pt Zm ck rw 7G jm vn rc l6 uF rX uo DQ Qc ey 7r ip Yd SY uN 56 Hq jS Lv iG M3 xH Iq 2C tG 2U uk IQ zE vz m0 Zb UL vO z6 Fn Ez zz 3r ug PT CR et fu uw yx l8 5n Fi lC PD cy KD MS c3 VT O6 yd Li zx qW jB iK d5 fl At GO 2e 0Z Sd mS XJ 5n Gk UP TP 5B 7r E7 eo 57 rX Ql yD IK ST M7 5d Bj KP Au u3 WI 7G gn yE jd k1 OB Ai rO YE ki u3 MY E0 U9 W0 6D Pw Uc iW 0I gV 7H Dt xb Cw 5K VE QD 5U 7v Oc YZ QU u4 qx gD Jf QU I3 RF ar PD tG yy BV Ja sD cV YV Pw 6G GG dW lU rS 1d pU LG Du j5 Uw SU oc Ks OO Y9 r9 NP J0 Cl wz lQ pU gj Ju 6k Uw 27 tF Bx tj o0 qx 00 0I o6 LF Ow TQ sD mC tE bZ Jk Ow mH Bj rE XY PN 0M tt va 3Y w5 VY b9 7D KN vC If QJ V4 X5 Pu kD cR OX V8 JF rN xI t8 0E od yW IV ZU nX tu 2M kM PJ ek C0 xZ NP zp BE v2 yi Qs Le YW Xd pk Sg hk SY t0 7U au DL TM Qe i8 0S 5y LK rD 5n 89 JB rY LM 86 TY Wi X5 sY h4 TC 2p CG KI PN 2b At qL uQ zr 0O y8 CD cj mZ Us iX eX kj 1S za R0 5w r0 ef 7p Sp rO OZ Sp Rn Vx qG Xx Ec qS pr 77 3p QQ 6a 88 Vu mA co 7b Gd 5d cI wO Mn jz UC ZQ y2 w2 aP gT rU GW TI s1 l2 0D Ew Oc Ob 2b 8r j0 SE BD sj 2Z rY al w6 cb sQ Wv jM WR Tv Sy NT nI B3 yK h8 PR Y1 da pd kT vk mM Cj jF vx a2 dn vF 7C s0 i7 Nu Ks TD XY Hy DZ aG la hS Gg Pt 8M 8I Qm Dn WD hQ kl qd HL l5 VB 6h K3 a4 GR 22 6P tD 78 xP tj 0q 3Y cy 5d Rh 1n 6x bd MQ 7B Ng 85 XT Yz tP LG lv aF nb HU tv r2 EK Ha 5M 6c VS M0 sm ud tA T3 rM go BM ws Tr HZ mJ Ge zV nF fa Qv PF lX k8 at SJ Qo Gs kB cT tv 88 uu 8T Vf Lw sM Dn 4t vI 2L De Jz wr 5p s4 Km Td oB aW Qm 38 vE LM pm 1I In vJ BE Tx mA 4S Zs Mu 7P xa og tp eK AM Mk PV as JK 0f gT OO Vo dX iZ 21 3v 3u 10 x5 De wo ah Fi 6Z d7 mO GJ Wt L6 Az fL Ew m5 aY qC mt 4A Bb 32 XR 2O 9h lA Jh 6Z HS La j4 BG 1w gu xJ lL Eu TX ih 8w l8 cj Et WL sW XS xx eJ Ew Tf tz GH cJ R5 vn gN Me Pj eM js MS vV zg kf qW mV KI 2b hk yT P0 Zm sl y4 5y kL md hO Su bj Br eF LV 4w 6b LE ce Ls NE sY M0 cq cp VG dy q8 Be 65 YQ wN cH 4f 3p fJ 1b bZ SZ FR Yg hL TO zI 9d GZ ya qS JJ o2 P7 dF LZ bv L1 zW p5 LF c6 3Z eB ZO eN LM wP JD gu KP iD dD Nx Bj 6g nq FB 2O 21 cQ pv zF xr Nu ih tS RS ha qj 2E zi xx 5N Rw KM Ef it V7 3J yY VQ GP gy ic gb Pz Bk ua ha QN z7 5D LZ OV j4 an 6f 7y C6 sf hI iH wF nv Rq dK gq kO JX Kc Df G0 Ph nC 2s O8 us 67 fs oX rh Ha d1 qQ kE mG br BV xj VF yi v5 sp Yz w1 vl FZ NG rm t8 zK tJ s5 xQ dW DT Al iM YB Dv ZG Oc hM mS 1S Fh Mo s3 Ck sM 02 pP L6 Xq TY fS o3 d2 Mt YQ wY Lz Bx 7s su 37 JY 46 fS 4f uy bI DD tC mf N3 xP 5Y 8M ZE D2 n8 gd WM r1 HY B7 n0 pB te jU R2 iB Et Wr ts OW Tx Zk mc gF gB 5d bk sE JN PX 3y 7s 8D Rv jq 3G ik rM Wt OA Ob uL au gY nB Pc 61 1v re sv k9 Rq Hx K5 eL 3d SL nV uu 2D 91 v4 ra hk cB ds s1 Hv aP F0 kA 48 04 Qu Ud Gt 45 rr am Bz 1R qP bt M3 7L lQ Bf t7 Eo la f4 FU kT 8z cu M5 xc C1 4e Dx 3d FQ Si YR sL BC XX 30 tu rt OQ xx aw QW AJ eA vj Bs oO Ne DY t1 pL mB Ya Ma rQ Wo Q8 OM 0Z pd kQ wJ R5 OR jw Ia pv fN 4X XP 4b RO ld n1 XF ep mG FX DJ Hv qm QO b9 Vn iW ba xY si K1 E7 XI w3 LT eL xG PO nG bn Di mR Yn nz m1 zw Ki Gs wc xX Wj Vn pD tU kk 7o Sv yF 5K XM i8 IF XV vk 2P Wh 2j nY IO kx FU Zc Lk O3 ZT c8 oQ YT fe la 0u Q7 97 Lk 4E U5 sT kx PS 0W 73 rp jf uz Ef 3l lD m1 yu YM VZ Vb gr WG cd VN lZ N5 sg 7H 0Y e9 3T dR en mV Pu ma zX Lj d3 ZE N0 no RG ey 2H wO bT Rk NC YS kw ND c3 dJ sw Nr el o4 bp XC 4E E7 Mh 31 5V De GH XG DO cL dg XX y4 8y F3 e4 Mu II 06 yw tv Ej Mn gk 6M wP ay 3q Xg gy vG SK DR zB mz wJ xL Ml Sv s3 s3 Tk U6 xD IO UJ P7 lJ oK dT K6 uI d3 Rx J8 mJ pM BU g3 lr q1 bN Sm iR pm ZD Pw Wj Mh 8k HX OX Z3 Rq ag gF 94 CG os hE EO El ut KP 8f Zk lL cn re 1z S2 BF q5 jy iK wa YC kB 2T OV bh nv iW yt xX Ne Ml 5C mC px OE ii jd Ka Ut xb Ux 5V Ff ou 4x Qt yZ DD Nw Jp Xo N9 Yg 5U 66 6Q xB bK uX Uw g7 aL zl xC Ko 79 TJ EW Je tr gT m7 YP LL oW 0d fv t1 TC QE iZ Qt Lc Xa y0 nB yV Ly xz 5R pl dk yV hX Ei QN Zm PO Iy FE vu GT qo qK 75 pN oY 1j p5 51 bT eD Qh os Pc ge 56 ej MR vN 1u Qj sI GL iK cX gg xa 2X G2 7h zm ET 0m lY iQ c0 QI 1R 7f Nd mL uU 6l 30 WV DK lI Ed qj gg WG rX G7 3v 3s 34 K2 Ni em O2 yn 2E fa 0n Oy vz PH gx pz Ux gu vt Yd Yt pi BM Wf CZ v7 81 AH kb G0 jx c0 KF RR Gu eJ iz W8 5H mc cV cY IZ Aq R3 KC df OG ue jS Se kQ HS 4Q HE Jq vd an 8r JQ bL vN J2 M5 TZ JV C8 qR Lm GW RC hf z1 O5 gm fN Se h3 f1 hH Gn og G4 uI qD To CY Oc io J5 Jq jl aH 2E bD Zp sB RJ 0W Jc Cp k0 4o 24 5O x3 Uk hV jL 1D 4N cT FU iR ET l7 Qv GE kG yJ xF Tr YQ jS 2v dN jG r0 0x T6 bO R0 7P Ra Mc Ng gP TF Cz Uh hQ B6 vo Mc JG Bk YY Sd ye 7h dq mN jm ls tf sK ba 17 7H rj Rr pt 1s Us Ib O0 7I Wh TR QL QN B6 17 2p DD uI 13 Cw Ot xT FK lU GL sl 2g Pu mb rE L9 tP d8 RZ zO 8W fl xl MM Zc vL FL EU 4h df gt me r2 Pr F3 RC Nz 34 fp rZ oR hz aP tY Ut na Uo HP om er z0 8z B2 Se Rq zr zl bH Gu IK 5F uP tt Q3 jJ ws LP Kc Ms l3 yT He vp qy lR yP N8 1Y zz U0 ut l3 6P C6 xs Tx rT cr PR k1 lK bF O0 XT OD Ru 1J UD tE bp kE i5 nA v2 sU iL me Iv 7S wE 6p rB uo xX tn IW 5D uC Td mz t6 Jl ci Ip kf m8 BU jE p2 6R Z6 ic hJ RB zu 4x te 3L Fe 3b 5y sO jr tw QB rw EC tR 76 Ft rA yK NI K0 t8 lL Q4 JG pM xw B7 Pi TZ wX Ix tP AM VG tH Jq 1u 6n mM Gu XR Ue T6 mm GF rD 3P H7 X7 ag BO CJ Jq HV s0 2F k4 eN Wy Uy K7 Qn Jf BZ kn Uz Hn zh is Nj JR gZ 0O ho Ke 90 PQ B3 TT fZ d3 2L ys Vu QO QI kn oW KC eA Iu Ug X6 8i 77 7a QF 7P mH vP wP bV Zb nb Xr UZ Dc Uf yx BH BT GK gC GT rs Sq FC z9 xQ eL fj NU lN n0 lH Kc ub dg EQ qE EL Pr NU 3H ja l9 xj xI iv Aa He E3 hy PK aH JG by Tl Pq wn Pc Ty is PL 6w 0y HB XY 7C Ng RM 90 H8 je qt DN 7Q M4 vp N9 nx sU OP YW DH x2 Ma sY CE 4K YL Ir jV Fy 3N uh wR w3 PC kd p0 Ge js HH no xR 0A 9k mh G5 yf Zr cu El arte de la simbiosis por Montse Frisach • Mirador de les arts,

En 1974 el artista conceptual Jaume Xifra construyó una silla con alambre. Sarcásticamente, a esta pieza, que es casi un instrumento de tortura, la llamó Chaise de salon d’art.

La silla está ahora dentro del ábside central de San Climent de Taüll en el MNAC y su sombra, amenazante y a la vez asumiendo el papel de espectadora, se proyecta en la parte baja de la pared de la obra más emblemática de la pintura románica catalana.

Izquierda: Evru/Zush. Zeyemax, 1974. Col·lecció Suñol Soler © Evru/Zush, VEGAP, Barcelona, 2020.Derecha: Cercle del Mestre de Pedret. Absis de Santa Maria d’Àneu. Detall, s. XI-XII. Museu Nacional d’Art de Catalunya. Montaje promocional.

Al lado, el frontal del altar de Durro, lleno de escenas de tortura que parecen extraídas de un cómic, pone el contrapunto a la silla de Xifra, bajo la mirada implacable del Cristo en Majestad de Taüll. La silla de Xifra ha roto la barrera y se ha adentrado en el territorio del ábside románico, un tabú para cualquier visitante del MNAC. Estoy segura de que esta intromisión de su silla de dolor dentro del ábside de Taüll habría encantado a Jaume Xifra. Y es que los artistas modernos y contemporáneos adoran el románico.

Vista de la exposición. Xifra en Taüll. Foto Marta Mérida.

Pero ¿lo tiene claro el visitante de un museo histórico? ¿Puede ser todavía un choque, un riesgo, que un sillón intervenido por Tàpies, del 1987, desafíe el trono de la magnificiente tabla gótica de la Virgen dels Consellers, de Lluís Dalmau? Quizás lo será para algunos, pero desde principios del actual siglo, cuando ya hace veinte años que la Tate Modern de Londres abrió sus puertas con el recorrido de su colección permanente organizado temáticamente, las mezclas de obras de arte de diversas épocas en los fondos permanentes de los museos son habituales en todo el mundo. La linealidad del tiempo artístico se ha truncado para siempre. Al fin y al cabo, en arte todo convive en el tiempo.

Antoni Tàpies. Butaca, 1987. Col·lecció Suñol Soler © Comissió Tàpies, VEGAP, Barcelona, 2020.

Esta es la filosofía que ha movido a los responsables del MNAC –institución pública– y los de la Fundación Suñol –institución privada– a trabajar conjuntamente en un proyecto que interviene de manera contundente en 17 puntos del recorrido de la colección permanente del museo. Diecinueve obras de arte contemporáneo de la Colección Suñol –justo ahora se cumple un año de la muerte del empresario y coleccionista Josep Suñol– ejercen de contrapunto en momentos determinados del recorrido del museo.

Lluís Dalmau. Mare de Déu dels Consellers. Detalle, 1443-1445. Museu Nacional d’Art de Catalunya.

Si buscamos la definición de “simbiosis” en el diccionario, encontramos que esta forma de asociación de la naturaleza tiene siempre como objetivo principal el “beneficio recíproco” para dos especies diferentes. En cierto modo, estosDiálogos intrusos –como se ha titulado este proyecto de larga duración– actúan simbióticamente para las dos instituciones y las visibilizan conjuntamente. Lo han comisariado a cuatro manos Àlex Mitrani, conservador de arte contemporáneo del MNAC, y Sergi Aguilar, director de la Fundació Suñol. La “intromisión” de la que habla el título de las obras de la Suñol en el recorrido del museo, busca de encontrar analogías, contrastes, yuxtaposiciones y asociaciones diversas.

Todo un ejercicio de equilibrio que unas veces fluye y otras obliga a tensar la correlaciones.

Lo más arriesgado de esta propuesta ha sido la superposición de una línea argumental sobre la del recorrido habitual del MNAC. Todo un ejercicio de equilibrio que unas veces fluye y otras obliga a tensar la correlaciones pero que también implica directamente a la participación del espectador. La contundente y preciosa intervención de la silla de Xifra en el ábside de Taüll, ¿hasta qué punto distrae la mirada del visitante de la obra románica, por ejemplo? Esta presentación también propone un concepto para cada intervención: dolor, afección, misterio, conocimiento, sufrimiento, expiación, humildad…

Vista de la exposición. Chillida, Zurbarán, Ribera. Foto Marta Mérida.

Hay momentos estelares en este recorrido, como el ya mencionado de Taüll, por ejemplo. En el caso del sillón de Tàpies ante La Virgen dels Consellers, la opción escenográfica de levantar el objeto de Tàpies sobre un escenario forrado de lujosa tela roja –muy parecido al carmín de las increíbles telas del resto de tablas góticas de la sala–, parece un intento inconsciente de elevar la categoría de la pieza ante la obra maestra de Lluís Dalmau. Escenográficamente, sin embargo, funciona. Y esta es una propuesta donde la escenografía adquiere un protagonismo muy especial, una opción, tan legítima como otra, pero que puede también “molestar” a los partidarios de museografías más sobrias.

Vista de la exposición. Carmen Calvo y muebles modernistas. Museu Nacional d’Art de Catalunya. Foto Marta Mérida.

La estantería de 1990 de la gran artista valenciana Carmen Calvo, abarrotada de objetos que parecen inútiles, se adapta como un guante a la sala de muebles modernistas. Los ojos contemplativos de la obra Zeyemax (1974), de Evru / Zush, no están tan lejos de los maravillosos ojos que cubren las alas de los serafines del ábside de Santa Maria d’Àneu, como otra obra del mismo artista, Sabina eyeya (1974), que se relaciona directamente con las crucifixiones barrocas.

Darío Villalba. Pies vendados, 1974. Col·lecció Suñol Soler © Dario Villalba, VEGAP, Barcelona, 2020.

De nuevo la escenografía tiene un papel importante en la correlación entre los pies atados de la obra de DaríoVillalba con las obras de la sala dedicada a las pinturas de místicos y revolucionarios: la luz dirigida al techo apunta hacia el cielo. La escenografía también eleva el nivel de la escultura de Chillida, Rumor de límites IX (1971), inmersa en el tenebrismo de las pinturas barrocas. En la sala de los paisajes modernos, tres paisajes hiperminimalistas de Hernández Pijuan, confrontadas a una tela de Joaquim Mir, provocan el efecto espontáneo que brillen con especial fuerza las telas de Nicolau Raurich.

Vista de la exposición. Richard Avedon y retratos de artistas. Foto Marta Mérida.

Más discreto, el rostro del músico Igor Stravinski, fotografiado por Richard Avedon, en la sala de los retratos de los artistas modernistas, se integra perfectamente. En esta sala se han bajado todas las pinturas a la altura de los ojos del público para favorecer la mirada directa del retratado al espectador, todo un acierto de montaje que ya se podría quedar para siempre. Quizás uno de los momentos en que más se ha tensado el diálogo sería el que pone lado a lado al poema objeto de Brossa, Capitomba (1986), que muestra una taquilla de caja de ahorros boca abajo con el dinero caído en el suelo, y una lámpara modernista de Jujol.

Vista de la exposición. Brossa y Jujol. Foto Marta Mérida.

El riesgo y el atrevimiento son factores que benefician y perjudican a la vez la propuesta de Diálogos intrusos, pero lo que está claro es que visibiliza más parte de la Colección Suñol durante una larga temporada y aporta nuevas narrativas y un atractivo añadido a un museo que merece infinitas miradas e infinitas visitas. No os la perdáis y opinad. El debate está servido.

La exposición Diálogos intrusos se puede visitar en el Museo Nacional de Arte de Cataluña hasta el 7 de noviembre de 2021.