Pocket Art Connoisseur es como llevar un crítico de arte en el bolsillo. Con esta aplicación para iPhone, basada en la realidad aumentada y en las redes neuronales, ya no hay que tener opinión.

A menudo, alguien nos pregunta qué nos parece determinada obra de arte, y nos vemos obligados a responder: “uy, yo no entiendo de esto”. O peor aún, un amigo que se hace el entendido se atreve a decir que “toda la angustia existencial del artista se resume en esta pincelada”, y el único argumento que le podemos responder es un lacónico “sí “.

Pocket Art Connoisseur, de Micro/Macro Studio.

Con Pocket Art Connoisseur ha terminado este problema. Apuntamos a la obra de arte con la cámara del móvil, y un algoritmo basado en millones de imágenes de los mejores museos del mundo, cruzadas con las críticas del “Culturas” de La Vanguardia, nos sugerirá una opinión.

Por ejemplo, si nuestro partenaire, ante un cuadro de Miró, se pone exquisito y afirma: “se trata de una crítica contundente a una situación de represión asfixiante, un grito por la libertad arrebatada”… sólo hay que apuntar al cuadro con el móvil, y Pocket Art Connoisseur replicará: “esto te lo pinta mi hijo de cuatro años. ¿Qué, nos vamos al bar?”.

Pocket Art Connoisseur es una aplicación freemium. Esto significa que es gratis, pero que podemos pagar y conseguir determinados extras, como los filtros de críticos famosos. En la versión lite, sólo hay dos filtros: “AntiCuñao” y “Hubermann”. Este último todavía es incapaz de resumir y no sirve para tuitear.

“los algoritmos confundían las esculturas de Plensa con sopas de letras”

La versión 3.0 de Pocket Art Connnoisseur llegará en 2019 con un filtro de mercado. Ante una obra, nos dará su cotización aproximada para los próximos veinte años. También se está experimentando con un filtro de catástrofes: hacemos la foto a una obra de arte y podemos elegir ver cómo quedaría si la restaurara la autora del Ecce Homo de Borja, o si hubiera pasado por la trituradora de Banksy.

Pocket Art Connoisseur es fruto de cinco años de intenso trabajo del estudio barcelonés Micro / Macro. “El arte no es un campo fácil para la realidad aumentada. Al principio, los algoritmos confundían las esculturas de Plensa con sopas de letras”, afirma Magalí Minguet, ingeniera en telecomunicaciones del M.I.T. y licenciada en historia del arte en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Pero… ¿es realmente efectivo, Pocket Art Connoisseur? La precisión del programa es tan alta, que descubrimos que uno de los colaboradores del Mirador de les Arts se limitaba a copiar sus opiniones cuando iba a una exposición. Lo hemos nombrado director.

Actualización: Ya te lo debes imaginar, pero avisamos: este artículo es una inocentada. Aunque tampoco nos extrañaría que acabara apareciendo una aplicación como Pocket Art Connoisseur… ¿O crees que tus opiniones vienen de la nada?