Jordi Baron Rubí es anticuario (de tercera generación), coleccionista de fotografía antigua, y fotógrafo de autor. Cada una de estas facetas alimenta las otras dos.