Arrancamos, en este Sant Jordi de la «nueva normalidad», una sección veraniega: «Mirador de Ficción». Los historiadores y críticos habituales del «Mirador» se transforman en narradores. Pero el arte sigue presente.