La Galería Marc Domènech de Barcelona recupera la figura de Jaume Sans, destacado protagonista del surrealismo catalán.