El Museu de Lleida ha renovado las salas de renacimiento y barroco. Esta remodelación nos brinda la posibilidad de hacer justicia, y de conocer mejor un periodo, el barroco catalán, poco conocido por el público.