En nuestros medios audiovisuales cada día se habla peor.