El Museu de la Garrotxa, en Olot, ha organizado una muestra en la que los vecinos escogen las piezas a exponer.