La exposición «Pintar, crear, vivir. Mujeres artistas en el Alto Ampurdán (1830-1939)» plantea una reflexión sobre los condicionantes de ser mujer creadora.