El Museu de Reus muestra una selección de los mejores dibujos de sus fondos, con obras de Fortuny, Tapiró, Gaudí, Casas… pero que, al mismo tiempo, nos hace reflexionar sobre el dibujo mismo como fenómeno.