El Museo de Arte Moderno de Tarragona (MAMT) tiene la mejor colección de esculturas de Julio Antonio. El centenario de su muerte es una buena ocasión para descubrir la obra de un artista difícil de clasificar.