Si ahora mismo tuviéramos ante los ojos una facticia «Enciclopedia de reconocidos artistas falsificadores», el índice incluiría a creadores tan famosos como Miguel Ángel y Picasso.