La exposición de William Kentridge en el CCCB, es una de les mejores muestras que he visto en la ciudad en años.