La firma barcelonesa Soler y Llach celebró ayer jueves su subasta extraordinaria de carteles de época de la colección Josep Torné. El cartel de la sombrerería Ernest, de Cassandre, alcanzó los 27.000 euros. Un récord.

Cassandre, seudónimo del diseñador francés de origen ucraniano Adolphe Jean-Marie Mouron, fue un precursor del cartel moderno. Suyas son obras tan emblemáticas como el cartel de la línea ferroviaria L’Étoile du Nord, del paquebote Normandía, o el del aperitivo Dubonnet. También diseñó el célebre logotipo de la marca Yves Saint Laurent en 1961.

Cassandre, Ernest, c. 1926.

El cartel de la sombrerería barcelonesa Ernest –en el número 63 de la Ronda de San Antonio–, realizado alrededor de 1926, es el único trabajo del artista realizado en España. Partía con una cotización de 15.000 euros y se remató en 27.000.

Jan Toorop, Delftsche Slaolie, 1895.

Otra sorpresa de esta subasta fue el cartel Delfstche Slaolie (aceite para ensaladas de Delft), realizado en 1895 por el pintor Johannes Theodorus «Jan» Toorop en un característico estilo Art Nouveau. Arrancaba en unos modestos 700 euros y se elevó hasta los 5.500.

Ramon Casas, Anís del Mono, c. 1900.

Por otra parte, clásicos del modernismo catalán como Ramon Casas no decepcionaron. Las dos versiones del célebre Anís del Mono (1901) rozaron los 5.000 euros. Otro cartel suyo, la espectacular Jochs Florals de Barcelona (1908), de más de dos metros, se adjudicó en 3.600 euros.

Renau, Vino de España, c. 1935.

Otro clásico del cartelismo que, por otra parte, podemos ver expuesto en estos momentos por partida doble en Barcelona, Josep Renau, vendió –obviamente– todas las obras a subasta: el raro Vino de España (2.300 euros), el cartel de un filme protagonizado por Katharine Hepburn (Sueños de juventud, 1935) y el del XIV Congreso esperantista en Valencia (1934) se vendieron bastante baratos: 700 y 600 euros respectivamente. Y el espectacular cartel de la producción soviética Tchapaief (1934) alcanzó los 1.700 euros.

La mujer en la Luna. Un film de Fritz Lang, 1929.

También se adjudicaron piezas tan emblemáticas como el cartel de la película La mujer en la Luna, dirigida por Fritz Lang en 1929 (3.200 euros) o el póster de Arteche de la Olimpiada Popular de Barcelona, de 1936 (2.100 euros).

Los precios de salida eran bastante asequibles; seguramente por ello se ha adjudicado aproximadamente el 80% de los lotes en subasta. Los lotes aún no adjudicados se pueden adquirir en la web de Soler y Llach.